Guerra a las arrugas: ya se vende en el país la pastilla para atacarlas

Es ácido hialurónico, que mejora la elasticidad de la piel. Es de venta libre.

Guerra a las arrugas: ya se vende en el país la pastilla para atacarlas

Cicerón era el filósofo romano que aconsejó que “si quieres ser viejo mucho tiempo, hazte viejo pronto”. El tiempo pasó y hoy su prédica tiene pocos seguidores. Hay “tratamiento” para recuperar el pelo, levantar las partes caídas, sacarse los excesos, y hasta para devolverle juventud a la piel. Pocos quieren ser viejos. Y la última novedad es que hay pastillas antiarrugas.
Las pastillas contienen ácido hialurónico, y ya fueron aprobadas por la Autoridad Nacional de Medicamentos y Tecnología Médica (ANMAT) para la venta libre. Ayer, fueron presentadas en una reunión para la prensa.

Ya había en el mercado diversos productos que contenían el ácido hialurónico (una sustancia aislada en 1934) en cremas e inyectables. Se los utilizaba para rellenar labios y pómulos, o para alisar la frente, entre otros usos cosméticos. Además, el ácido se viene aplicando en implantes dentales, marcas de acné, cicatrización de heridas, y artrosis. Ahora, se sumaron las pastillas que intentan retrasar el envejecimiento de la piel. Pueden ser consumidas a partir de los 35 años. No están indicadas para embarazadas, mujeres que dan lactancia, y pacientes hipertensos.

¿Cómo funcionan? Al envejecer, el cuerpo pierde capacidad para retener agua en las células y los tejidos. Esto altera la piel, y se reducen los niveles del ácido hialurónico que el organismo posee naturalmente (a los 45 años, se tiene la mitad de ácido hialurónico que se tiene durante la niñez). Como consecuencia, la piel parece más seca, hay arrugas, y falta luminosidad. Lo que hace el consumo de la pastilla con ácido hialurónico (debe ser acompañada por la toma de 2 litros de agua por día) es devolver hidratación en profundidad. Al ingerirse, se asegura un beneficio integral y da más tonicidad, y luminosidad a la piel, según María del Carmen Arrastia, de la Asociación Argentina de Dermatología. Esta experta aclaró que consumir las pastillas no es la única manera de prevenir las arrugas: hay que tomar agua frecuentemente, no fumar, usar protector solar y seguir una alimentación saludable.

Consultado por Clarín , Roberto Glorio, de la Sociedad Argentina de Dermatología, opinó que “todo los tratamientos que se realizan en la prevención del envejecimiento actúan de manera sinérgica”. Advirtió que “hoy por hoy no existe la panacea en cuanto a la terapéutica de ese proceso. Siempre es fundamental que el tratamiento que se realice sea coordinado por un médico dermatólogo”.

En tanto, Ana Delgado, psicóloga y psicoanalista de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA), consideró que “tomar pastillas contra las arrugas como también hacerse cirugías plásticas no son decisiones buenas o malas en tanto las personas tengan claro cuál es el sentido de hacerlo, y se informan sobre sus riesgos. Si se espera que al tomarlas se convertirá en otra persona, quizá puede desilusionarse. Las pastillas nunca serán la solución de no aceptarse tal como uno es”.

FUENTE: Clarín

El viceministro de Salud de la Nación, Jaime Lazovski, lanzó este viernes la Campaña Nacional de Vacunación contra el sarampión, la rubéola y la poliomielitis con el propósito de consolidar la eliminación de estas enfermedades en Argentina. Desde el 1 de septiembre al 31 de octubre, todos los vacunatorios públicos del país aplicarán, en forma gratuita, una dosis extra de la vacuna doble viral y una dosis extra de Sabin a todos los niños de 1 a 4 años, independientemente de que hayan recibido las vacunas antes.

Calendario de Eventos